Kingston lanza soluciones para almacenamiento empresarial

La empresa presentó dos nuevas soluciones de almacenamiento empresarial de la serie SSD DC500: el DC500R, diseñado para aplicaciones que demandan grandes capacidades de lectura, y el DC500M, desarrollado para cargas de trabajo de uso mixto (lectura y escritura de datos).

Tony Hollingsbee, SSD Business Manager de Kingston, indica que ambas versiones aseguran un rendimiento de Input/Output aleatorio predecible, así como bajas latencias en una amplia gama de cargas de trabajo de lectura y escritura.

“La calidad de servicio en un SSD empresarial es esencial para las aplicaciones de cloud computing que requieren niveles predecibles de rendimiento del almacenamiento, a la vez que mantienen el nivel de servicio al cliente. Las nuevas unidades de Kingston aseguran rendimiento a las aplicaciones de centros de datos intensivos, desde la fase de desarrollo hasta la experiencia del usuario final”.

El nuevo DC500R es ideal para aplicaciones de lectura intensiva, como funcionalidades de arranque, servidores web, estructuras de escritorio virtual, análisis en tiempo real y bases de datos operativas.

Este SSD empresarial estará disponible en el segundo trimestre de este año. Con una interfaz SATA 3 (6 Gbps), utiliza memorias 3D TLC y ofrece un ratio DWPD de 0,5 (escrituras por día) y una esperanza de vida de 2 millones de horas MTBF. Con transferencias de datos de hasta 555/525 Mbytes por segundo en modos lectura/escritura, se comercializará en capacidades de 480 GB, 960 GB, 1,92 TB y 3,84 TB.

Por su parte, el Kingston SSD DC500M está diseñado para cargas de trabajo de uso mixto en aplicaciones que tienen un mayor equilibrio en las demandas de I/O de lectura y escritura en las unidades SSD. Es ideal para proveedores de servicios cloud y arquitecturas de almacenamiento definido por software que necesitan una infraestructura flexible para adaptar y gestionar eficazmente las cargas de trabajo transaccionales.

Esta unidad, que también estará disponible en el segundo trimestre de 2019, cuenta con una interfaz SATA 3 (6 Gbps), utiliza memorias 3D TLC y ofrece un ratio DWPD de 0,5 (escrituras por día). Con transferencias de datos de 555/520 Mbytes por segundo en modos lectura/escritura, tendrá capacidades de 480 GB, 960 GB, 1,92 TB y 3,84 TB