Panasonic Chile revive la icónica marca de tocadiscos Technics

La subsidiaria local reintroduce al mercado chileno Technics, la legendaria marca de equipos de sonido con más de 50 años de experiencia, junto a un partner especializado en el área de audio y música.

Y esto comenzará con la introducción de la mítica tornamesa Technics SL-1200, para los amantes del sonido de gran calidad, incorporando una tecnología de control del motor más precisa, un plato más rígido y un brazo de alta sensibilidad, para poder disfrutar de la música con el sonido robusto de los discos de vinilo.

Elaborado en aluminio con excelente rigidez y con un peso muy ligero, el brazo sigue la rotación del disco y permite una reproducción del sonido con  elevada precisión.

“Technics  ha desarrollado un nuevo motor directo (direct drive) desprovisto de núcleo de hierro con el que las fuerzas de desplazamiento desaparecen, eliminando las vibraciones y fluctuaciones de la velocidad de rotación. Además de un plato más rígido y un brazo remodelado”, explicó Ignacio Jarabran, gerente de marketing de Technics.

El motor admite las tres velocidades estándar (33 1/3, 45 y además también 78 rpm para discos más antiguos) y permite un rango de ajuste de entre el 8 y el 16 por ciento. La puesta en marcha gracias al elevado par de arranque es casi instantánea (en 0’8 segundos gira a 33 1/3 rpm precisas) y el nuevo plato de aluminio fundido pesa 2’5 kg, incluyendo la capa de silicona absorbente.

El gerente de marketing de Technics, comenta que “esta tornamesa legendaria ha vuelto al mercado de los tocadiscos de una manera completamente renovada y más tecnológica, sin duda es más completa, ya que reduce de mejor manera las vibraciones y el ruido externo”.

Otra innovación es que ahora cuenta con salidas de stereo en vez de los molestos cables ya integrados, haciendo posible el uso de tu propio cable de alimentación eléctrica.

“La gente está interesada en comprar estos dispositivos con alta calidad, independiente si eres un fanático de los equipos de audio y de la calidad de las tornamesas, hay una cultura por volver a los orígenes” asegura Jarabran.